6 Trucos para reparar muebles de madera

6 Trucos para reparar muebles de madera 970 646 AD

Golpes, rozaduras, desgaste, decoloración… Los muebles que pueden verse más afectados por el día a día son los fabricados en madera. Hoy os dejamos unos consejos para que podáis extender la vida útil de vuestras piezas favoritas. Dependiendo del tipo de madera, cómo está tratada y el tipo de daño, el tratamiento será diferente.

  1. Para la decoloración producida por la exposición al sol se recomienda aplicar un barniz para igualar el brillo y color y dejar un aspecto unificado.
  2. Las quemaduras son muy difíciles de reparar y a veces la mejor opción es quemar con precaución la superficie para modificar el dibujo de la madera. Esta medida debe llevarse a cabo únicamente con maderas que no estén tratadas.
  3. Para desperfectos causados por el agua se puede lijar el mueble para homogeneizar la superficie. El sol también crea porosidades en maderas barnizadas, para repararlo se puede realizar el mismo tratamiento.
  4. Las manchas pueden ser evitadas con un buen sellado de la madera, pero cuando el daño ya está hecho, se puede lijar o limpiar con algún producto especializado. Un truco casero es frotar la mancha con pasta de dientes mezclada con bicarbonato sódico.
  5. Los arañazos se pueden tratar pasando una nuez por encima para que su aceite penetre en la madera. Otros golpes más profundos se tratan con vapor, o inyectando agua con una jeringuilla en el mueble para que la madera se abombe.
  6. Para dar brillo y eliminar polvo y bacterias, puedes mezclar aceite y vinagre a partes iguales, extenderlo por toda la madera, dejarlo reposar, y retirar los excesos con un paño húmedo.

Desde Rentchester promovemos la restauración para alargar la vida útil de los muebles, un buen producto con buenos cuidados puede ser disfrutado por muchos muchos años. Y tú, ¿utilizas algún truco para cuidar o reparar tus muebles?

Bienvenido a la suscripción de muebles. Bienvenido a Rentchester.