See Rentchester's measures to ensure your safety against COVID-19 More info

Claves para reorganizar y “desintoxicar” tu hogar

Claves para reorganizar y “desintoxicar” tu hogar 2560 1709 CHESTERADMIN

Una casa libre de objetos que no usas, te traen malos recuerdos o que no te gustan es un hogar limpio y feliz

Tras el confinamiento nuestra casa se ha vuelto algo así como nuestro refugio sagrado. Nos hemos dado cuenta de que el lugar donde decidimos asentar nuestra vida debe responder a una serie de necesidades para nuestro bienestar físico y psicológico. Por ello, te damos algunas pistas de qué cosas podrías intentar quitar de tu vista para tener un hogar más limpio, ligero y positivo.

Recuerdos que te ponen triste. ¿Para qué quieres ahora los DVD de la Guerra de las Galaxias que compraste con tu ex cuando decidisteis hacer maratón de todas las películas, pero al final no visteis ninguna? Además de ocupar espacio y coger polvo, esos discos solo te recuerdan a las promesas que tu antigua pareja nunca cumplía.

Regalos horribles. A caballo regalado no le mires el diente, pero eso no significa que lo tengas que poner en tu salón. Con dar las gracias y sonreír al ver algo que no va contigo es suficiente si alguien ha decidido hacerte un regalo sin preocuparse por tus gustos.

Cosas rotas. Sabes que ya no volverá a ser lo mismo. Has pegado esa pieza una y otra vez y siempre vuelve a caerse. Si algo ya no encaja, si no funciona, a veces es mejor pasar página. En concreto las páginas de un catálogo de productos para cambiar lo viejo por algo nuevo.

Cosas a medias. Empezaste a tocar un instrumento pero al final nunca aprendiste o decidiste tejer una bufanda que no llegó ni a medio calcetín. Para estar recordando todo el tiempo aquello que decidiste empezar pero nunca conseguiste, mejor deshacerse de ello.

Cosas que ya no usamos (o que nunca llegamos a usar). La bicicleta estática que ahora usas de perchero, esos pantalones que en la tienda te enamoraron pero nunca te llegaste a poner, libros, libros y más libros que jamás leíste ni lo harás… Como dice Marie Kondo, soltar cosas es aún más importante que añadirlas.

Seguro que muchos de estos objetos se pueden restaurar y reutilizar. Por ejemplo, puedes hacer un collage con fotos y recuerdos antiguos que no quieres desechar. Todo lo que prefieras perder de vista por su carga emocional negativa o porque para ti esa estética no tiene arreglo puedes donarlo o venderlo en plataformas de segunda mano.

Si crees que alguno de estos objetos no es idóneo para tener una segunda vida porque está demasiado deteriorado, simplemente tíralo. Asegúrate de que haces una buena clasificación de residuos para su reciclaje en el contenedor correspondiente.

Es absurdo sentirse comprometido con cosas que ni si quiera nos hacen felices. Por eso nosotros queremos evitar que los muebles se acaben convirtiendo en una carga para ti. Si dejan de gustarte, si ya no los vas a usar más, si ya no van contigo ¡devuélvelos!

Welcome to the furniture subscription. Welcome to Rentchester.